Nieve rosa: el curioso fenómeno que causó sorpresa en una base de la Antártida

publicado en: Noticias | 0

La extraña nieve con su particular color rosado. Fuente: Ralph Lee Hopkins.

26 de febrero de 2020  • 15:24

Hace unos días en la base ucraniana de la Antártida se encontró cantidades de la denominada
«nieve rosa o sandía», llamando la atención de los que habitan la zona.

En un hilo publicado por @MarGomezH en Twitter, la doctora en Física explicó el
fenómeno.

La nieve rosa no es un fenómeno nuevo, pero si que ha sorprendido a muchos al encontrarse con estas impresionantes fotografías en una base ucraniana de la Antártida. ([R]Biólogo Andriy Zotov / Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania)
pic.twitter.com/OujIEQ5NXU&- Mar Gómez (@MarGomezH)
February 26, 2020

Pero,
¿por qué adquiere ese color? La explicación a este fenómeno tan atractivo
se debe a la floración de miles de algas unicelulares llamadas Chlamydomonas nivalis, que contienen caroteno rojo (astaxantina) para protegerse de la radiación ultravioleta.

Esta sustancia actúa a modo de filtro solar, protegiendo al alga de las temidas radiaciones ultravioletas, pero permitiendo el paso de otras longitudes de onda necesarias para realizar la fotosíntesis.

Fuente: lugaresdenieve.com

Este tipo de alga
es capaz de sobrevivir en climas fríos, permaneciendo «dormidas» durante los meses de invierno. Las temperaturas más altas durante el verano antártico hacen que se «despierten» y se expandan rápidamente.

No es algo nuevo, ya que el mismísimo
Aristóteles en sus tratados sobre la Naturaleza hacía referencia a esta nieve.
Según la doctora,
esta nieve rosa
contribuye a aumentar el calentamiento global al reducir el albedo -la capacidad que tiene una superficie de reflejar la radiación solar- de la nieve.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.
Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *