El polvo es la causa de la pérdida de brillo de la estrella Betelgeuse

publicado en: Noticias | 0

Madrid – La estrella supergigante roja Betelgeuse, una de las más brillantes que se pueden observar, ha sido foco de atención de los astrónomos por su misteriosa pérdida de brillo que, según un nuevo estudio, se debe a una acumulación de polvo.

Cuando la estrella, situada en la constelación de Orión a 700 años luz de distancia, llegó a perder hasta un 40 % de su luminosidad algunos empezaron a especular con la posibilidad de que estuviera próxima a estallar como una supernova, algo que sucederá algún día como pasa con todas las supergigantes rojas.
Sin embargo, un equipo de astrónomos de la Universidad de Washington y del Observatorio Lowell consideran que el oscurecimiento de la estrella no se debe a que su fin esté cercano.

El estudio, publicado en el repositorio científico ArXiV, se basa en observaciones de Betelgeuse realizadas el pasado 14 de febrero que permitieron calcular la temperatura medida de la superficie de la estrella.
Los resultados apuntan a que la estrella «está significativamente más caliente de lo que se podría esperar si su reciente oscurecimiento fuera causado por un enfriamiento en su superficie», indica un comunicado de la universidad.
Además, apoyan la teoría de que Beltelgeuse, tal y como otras muchas estrellas de su tipo suelen hacer, probablemente haya expulsado algo de material de sus capas externas.
Las supergigantes rojas «ocasionalmente arrojan material desde la superficie, el cual se condensa alrededor de la estrella en forma de polvo», explica en una de las firmantes del documento Emily Lavesque.
Los granos de polvo, a medida que se enfría y se disipa, absorben una parte de la luz que se dirige hacia la Tierra, lo que bloquea nuestra visión de la estrella, agrega la experta.
Las mediciones señalan que la temperatura media en la superficie era, el pasado 14 de febrero, de unos 3325 grados centígrados, solo entre 50 y 100 menos que otros cálculos realizados en 2004, muchos años ante de que empezara la marcada pérdida de luminosidad.
El otro firmante del estudio, Philip Massey, dijo que los astrónomos esperan que Betelgeuse explote en forma de supernova en algún momento dentro los próximos 100 000 años, pero la disminución del brillo que comenzó a notarse el octubre del año pasado, no quiere decir necesariamente que ese momento sea inminente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *