¿Se puede tratar la Covid-19?

publicado en: Noticias | 0

Una vez establecido un diagnóstico, lo primero a considerar es qué tratamiento o tratamientos podemos emplear. El virus que produce la Covid-19 es un coronavirus nuevo (el denominado SARS-CoV-2) frente al que no existe hoy por hoy un tratamiento específico: no disponemos de un fármaco antiviral dirigido contra este virus. ¿Qué hacemos entonces? Emplear tratamiento sintomático y de soporte, emplear fármacos experimentales y evaluar su efectividad y no emplear tratamientos que no son efectivos.

Tratamiento

El tratamiento sintomático puede ser útil en todos los casos. Los casos leves (el 80% del total) pueden no requerir nada, o ser tributarios de recibir antitérmicos, antitusígenos, analgésicos o antiinflamatorios. Salvando las distancias, lo mismo que para una gripe no complicada. Una buena hidratación y reposo siempre son aconsejables.
Los casos graves (un 15%, con afectación pulmonar) y los casos más graves (un 5%, en los que la afectación pulmonar es muy extensa) pueden recibir tratamiento sintomático, pero al que habría que añadir soporte en forma de oxigenoterapia para ayudar a mejorar la función pulmonar y quizás algún otro tipo de fármaco como los broncodilatadores. Una buena parte de casos con afectación pulmonar, especialmente en pacientes de alto riesgo, requerirán ingreso en el hospital. Los pacientes que presenten una forma muy grave de enfermedad pueden requerir además ingreso en UCI, donde se emplean tratamientos de soporte más avanzados, llegando a la ventilación mecánica o a la denominada ECMO (una especie de diálisis pulmonar ).
En pacientes graves y muy graves se están empleando experimentalmente fármacos como algunos antivirales usados contra el VIH, la cloroquina o el interferón entre otros. No sabemos si son eficaces o no. Se están empleando porque hay base teórica y experimental suficiente como para creer que pueden ser efectivos y porque alguno ha mostrado cierta efectividad frente a otros coronavirus. Y al mismo tiempo que se usan se está evaluando si realmente son efectivos, lo que significa llevar a cabo un ensayo clínico aleatorizado: comparamos estos fármacos entre sí o con el tratamiento de soporte del modo más estricto e imparcial posible, el único modo que tiene la medicina basada en la evidencia de determinar si un tratamiento es o no mejor que otro. Al mismo tiempo se están investigando ya varias moléculas que quizás pueden ofrecer resultados preliminares prometedores.
Los antibióticos no son efectivos frente a los virus. Tampoco frente a este.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *