¿Qué son los encendedores de plasma y cómo funcionan?

publicado en: Noticias | 0

Desde los antiguos modelos de chispa de pedernal, los modelos de butano, los famosos Zippo’s, los encendedores han llegado más lejos, a su nueva versión eléctrica: encendedores de plasma.
Hay cuatro estados de la materia en la naturaleza: sólido, líquido, gaseoso y plasma. 
El plasma es un gas ionizado que permite que los electrones fluyan, creando electricidad.
Un ejemplo de plasma en la vida real es la iluminación común, que es causada por la diferencia de voltaje entre las nubes y el suelo. Las cargas que liberan las nubes se mueven desde los niveles superiores a los inferiores, creando truenos y rayos que en realidad son plasma.
En otras palabras, cualquier gas ionizado se llama plasma. Como su energía almacenada es tan poderosa, las innovaciones han llevado a varios casos de uso como cortadores de plasma y también encendedores.
Imagen vía BuynewUkSus orígenes
Los encendedores de plasma no son exactamente nuevos, se remontan por primera vez a un proyecto de financiación masiva o crowdfunding del portal Kickstarter en 2015.
Ese primer modelo, llamado Illume ArcLighter, fue diseñado como un encendedor electrónico sin llama que guardaba cierta similitud a un vapeador o cigarrillo electrónico.
Su nombre (que podemos traducir como «arco de luz») hace referencia al arco eléctrico de alta intensidad que se crea en la punta del encendedor, gracias a la potencia del plasma.
La idea despegó: 2,556 patrocinadores prometieron conjuntamente $198,355 dólares para financiar el proyecto.
Cinco años más tarde, la compañía abrió su propia tienda, agregó un nuevo encendedor de bolsillo y ahora muchos competidores están fabricando y vendiendo productos similares.
Illume ArcLighter¿Cómo funcionan?
A diferencia del encendedor de butano, los encendedores de plasma no dependen del gas para crear una llama, sino que utilizan, el cuarto tipo de materia , el plasma.
Un encendedor con estas características tarda una hora en cargarse a través de un puerto USB.
La duración estimada de la batería es de aproximadamente 10-15 minutos discontinuados, lo que se resume entre 50 y 100 encendidos.
Es poco tiempo de autonomía, pero la ventaja es que puede recargarse indefinidamente. Asimismo, el aire en los alrededores sirve como el «gas ionizado».
Un encendedor de plasma una vez cargado almacena la energía.
Los encendedores de plasma tienen cuatro electrodos en la punta, dos de cada uno en lados opuestos del cuerpo. Entonces, cuando presionas un botón, los electrodos se ionizan al máximo, extendiendo la ionización al aire circundante. 
El aire se ioniza, y el movimiento de los electrones hace que la chispa se mueva. La chispa viaja a la diagonal opuesta, conectando dos electrodos, formando un arco simple «X» o en algunos otros una simple línea.
Otro ejemplo, el fuego tiene tres ingredientes principales, es decir, se requieren tres cosas para encender el fuego: oxígeno, combustible y calor. 
El oxígeno está presente en el aire.
Asimismo, el combustible puede ser tabaco en un cigarrillo.
Finalmente, el calor proviene del interior del encendedor de plasma, y ​​ese calor es generado por la diferencia de voltaje en su interior.
Una opción más ecológica
En comparación con los encendedores tradicionales, que a medida que el gas butano dentro del depósito se agota, es probable que este termine en el basurero.

También lee:
¿POR QUÉ LAS UVAS SACAN CHISPAS EN EL MICROONDAS?
¿CÓMO FUNCIONA EL GAS LACRIMÓGENO?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *