Cómo se detectan los casos positivos de coronavirus | «No hay muestras sin procesar en el Malbrán»

publicado en: Noticias | 0

«La muestra que nos llega al Malbrán son hisopados nasal y faríngeos. Nosotros tardamos unas 24 horas, como máximo, en determinar si es positivo o negativo de Covid-19 porque el procedimiento tiene esos tiempos. Procesamos unas 180 muestras por día y, por ahora, los positivos están en el ocho por ciento. El dato clave sigue siendo que no tenemos casos autóctonos. Y que ya se tomaron las decisiones de cerrar las fronteras y restringir todas las actividades. En España tenían casos autóctonos y se jugó Real Madrid–Barcelona o viajaron a Liverpool los hinchas de Atlético de Madrid». Quien explica hasta los detalles más elementales de los procesos en el Malbrán es Fabián Martín, farmacéutico, experto en virología, e integrante de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) en el Instituto. Página/12 le hizo las preguntas más básicas para entender todo el proceso. –Hay quienes dicen que en la Argentina tenemos pocos positivos porque se hacen pocos análisis. O, mejor dicho, no se hacen todos los análisis que se tienen que hacer. –No, no es así. El proceso se inicia cuando una persona llega a un centro médico público o privado con los síntomas. Ese centro médico tiene los elementos como para hacer un primer testeo: si la persona tiene gripe A, gripe B o alguna de las otras virosis respiratorias. O sea, primero se descartan todas las otras alternativas.–¿Sólo en ese caso se les manda a ustedes la muestra? –Sí, hay un par de otros elementos. Si la persona estuvo en el exterior en un país con circulación autóctona o si estuvo en contacto con alguien que vino de esos países o si estuvo en contacto con algún enfermo de coronavirus. Eso es una condición. Pero si los síntomas son muy categóricos, también recibimos muestras para ver si se trata de un caso autóctono. Hasta ahora, eso dio negativo. Le aclaro que todo esto se maneja en base a lo que dispone la Organización Mundial de la Salud (OMS), no son decisiones nuestras.–¿Qué es una muestra? –Es un hisopado. Es un hisopado en un tubito que se envía con triple envase de seguridad. –¿Cuánto tardan en procesar cada muestra? –Como máximo, 24 horas. A lo sumo, todo lo que se recibe en un día se empieza a procesar al día siguiente a las siete de la mañana. A la tarde ya tenemos los datos que, por supuesto, se le suministran al Ministerio de Salud. –¿Tienen los reactivos y los aparatos necesarios? –Sí, los reactivos nos los dio la Organización Panamericana de la Salud. Se hizo una capacitación hace unos 45 días y nos entregaron los controles positivos y los reactivos. Ahora el gobierno, con una nueva partida, está comprando reactivos, termocicladores y otros aparatos para realizar procesos en tiempo real. Nada se compró en los cuatro años del gobierno anterior. –Volviendo a la primera pregunta, ¿entonces no tenemos pocos casos porque se hacen pocos análisis? –No, no. Se hacen 180 análisis y todo se maneja con los criterios de la OMS. –Sabrá que aparecen las teorías conspirativas y críticas. Que el Malbrán está desbordado, que tiene centenares de muestras sin procesar, que los números son bajos por eso. –De ninguna manera. Las muestras que llegan, se procesan en menos de 24 horas. No tenemos muestras sin procesar. El tema es que si el caso aparece en Chaco, la muestra tiene que viajar 1.000 kilómetros y, además, algunas provincias tardan en mandarlas. El objetivo de la descentralización es ese: que rápidamente se pueda procesar en cada provincia. Con el nuevo termociclador que está llegando tendremos aún más capacidad y, por supuesto, siempre se pueden trabajar más horas.–Están los que dicen que cuando se descentralicen los análisis aparecerán más casos. –No, no es así. Los que dan positivo hoy, darán positivo en los centros descentralizados. Calculo que la semana próxima estarán en condiciones los laboratorios de Mar del Plata, CABA, Santa Fe, Córdoba, Tierra del Fuego y Chaco. Serán los primeros seis. A ellos los estamos instruyendo y le mandamos muestras que sabemos que son positivas para que vayan testeando el funcionamiento de los aparatos. O sea, las pruebas hay que hacerlas con muestras positivas, con muestras que sabemos lo que dan. Una vez que funcionen esos seis laboratorios, daremos el siguiente paso hacia todos los demás, es decir que por lo menos haya uno por provincia.–¿Se podrá avanzar bien en todo ese proceso? –El ciudadano tiene que saber que el Malbrán es un centro de referencia mundial. Y ése no es un título que nos adjudicamos. En el invierno del Conosur aparecen las cepas de la gripe y es el Malbrán el que las trabaja. Una vez que están analizadas por nosotros, se le envían a la OMS, y en base a eso se hace la vacuna del Hemisferio Norte. Y lo mismo sucede al revés: los laboratorios de referencia del norte detectan las cepas y en base a eso se hace la vacuna que se dará acá a partir de abril. El gobierno anterior produjo un verdadero desastre, perdimos profesionales de primer nivel y técnicos bien formados, no se invirtió, los sueldos técnicos pasaron a estar más cerca de la línea de indigencia que de la pobreza y un profesional ingresa a la carrera ganando menos que la canasta básica. Eso se está revirtiendo ahora y es lo que nos permite dar respuesta a lo que está pasando. Estamos seguros de que el ministerio no va a permitir que haya trabajadores en el Malbrán por debajo de la línea de pobreza.–¿Cómo está viendo los números actuales del virus en la Argentina? –Bien. El dato fuerte es que no hay todavía casos autóctonos y se cerraron las fronteras. Piense que España tenía casos autóctonos, es decir que circulaba el virus, y jugaron Real Madrid–Barcelona y los hinchas fueron a Liverpool a ver el partido del Atlético de Madrid. Veo que se actúa muy seriamente en la Sala de Situación del Ministerio de Salud, con Ginés González García a la cabeza, en el que están los mejores infectólogos y virólogos y sé que hay asesoramiento de matemáticos. Estamos tomando el modelo alemán de adelantar un paso las medidas a la situación epidemiológica actual. Es lo que recomienda la OMS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *