«El pánico es un aprendizaje social»: la salud mental en tiempos de pandemia

publicado en: Noticias | 0

Con 164 casos confirmados y un muerto por coronavirus, México hace frente a la pandemia de COVID-19. Por lo que, la Secretaría de Salud alista una serie de medidas para dar seguimiento a la contingencia, entre las cuales se contempla un plan de asistencia psicológica vía remota para aquellas personas que presenten afectaciones emocionales. La exposición constante a noticias sobre la expansión del coronavirus a lo largo del mundo puede ser nocivo para la salud mental. Esto se da, regularmente, por el exceso de información  —verdadera o falsa— a la que estamos expuestos, pues aumenta nuestra sensación de riesgo ante un posible contagio, aunque esta no siempre sea del todo cierta.
Para ello, el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Salud, alista la Jornada Nacional de Sana Distancia, que es una especie de cuarentena con la que se pretende hacer frente a la expansión del virus. En este proceso, además, se prevén las posibles afectaciones emocionales generadas por la pandemia.
Sin embargo, es necesario saber qué está generando el miedo a este virus, a pesar de que hay más probabilidades de contraer una gripe que el mismo coronavirus. Para ello, Sputnik habló con Jorge Álvarez Martínez, Profesor de la Facultad de Psicología de la UNAM y fundador del programa de Intervención en Crisis a Víctimas por Desastres Naturales y Sociorganizativos, quien dice que el problema principal es la incertidumbre que ocasiona la exposición a noticias «falsas y no tan falsas».
Para Álvarez Martínez, el problema se encuentra en la ambivalencia que ocasiona la información que se da en torno a la posibilidad de riesgo de contraer coronavirus, así como las afectaciones colaterales —desabasto, desempleo, caídas económicas—; por un lado, dice, está el llamado de las autoridades a no realizar compras de pánico, pero al mismo tiempo están las noticias de desabasto en otras partes del mundo.
«Por ejemplo, hay mucha gente que tiene mucho gel… en exceso, que no van a usar ni en años, ¿no? Pero ya los tienen ahí como tesoros porque ellos sí los tienen y, a ver, si los otros lo tienen. Un poco se vuelve una competencia social y para algunos símbolo de estatus», comentó el compartemento de la gente respecto a las compras de pánico.
De tal modo que, la pregunta es si el pánico —o cualquier afección emocional— puede llegar a contagiarse dentro de la población, a lo que el también investigador de la Facultad de Psicología de la UNAM responde que el pánico no es un virus, por lo tanto, no es contagioso. Por el contrario, «el pánico es un aprendizaje social», pero lo que sucede en un primer momento es que la gente tiene miedo ante lo incierto.
Si bien el impacto psicosocial de una pandemia no es el mismo que el ocasionado por un desastre natural, las formas en las que la población responde son similares.

©
Foto : Pixabay/Alexas_Fotos»Algunas personas tienen ataque de pánico, esto es ataque de lo que va a venir. Hay incertidumbre, definitivamente. Si uno ve los noticieros matutinos al vespertino, ya hubo cambios en muchos países, ya cerraron fronteras o ya se cambiaron los patrones de comportamiento. Ese tipo de noticias desestabilizan mucho el qué va a pasar, cómo vamos a afrontar esto, qué tenemos que hacer», dice Álvarez Martínez.
En consecuencia, para hacer frente a este tipo de crisis emocionales que genera la incertidumbre, sugiere acatar las disposiciones oficiales en torno a la prevención del contagio del coronavirus, tales como: el seguimiento estricto de las normas de higiene —lavarse las manos constantemente, mantener una distancia prudente— y evitar estar en lugares donde haya conglomeraciones.
Respecto a las formas de ayudar en nuestros círculos sociales, Álvarez Martínez propone solidificar, sobre todo para el caso mexicano, la estructura familiar. Es decir, «monitorear a nuestros familiares a través de los distintos medios de comunicación para que sepan que estamos ahí». Esto, con la intención de evitar que las diversas crisis emocionales se profundicen con el aislamiento.
Asimismo, anunció que desde la Facultad de Psicología de la UNAM se está alistando un programa de asistencia psicológica vía remota para todos aquellos que requieran ser escuchados ante las diversas implicaciones emocionales que está generando la pandemia del coronavirus.
Por su parte, la Secretaria Técnica del Consejo de Salud Mental, Lorena Rodríguez Bores, anunció una serie de recomendaciones para hacer frente a la contingencia a la que estará expuesta la sociedad mexicana. Entre las diversas medidas preventivas están: recordar que este episodio es temporal, tratar de permanecer en casa, mantener los horarios de comida, evitar la exposición a información sobre el tema, programar actividades para los niños.
Respecto al tema de qué papel están jugando los medios de comunicación ante una crisis como esta, Álvarez afirmó que hay medios cuyo único fin es generar escándalo; esto, a su vez, ocasiona actitudes polarizadas dentro de la sociedad, desde personas que se sugestionan hasta aquellas que niegan la existencia del riesgo. El profesor explicó que ha de distinguir estas dos categorías de personas por su comportamiento ante cualquier crisis social y la información relacionada con tal.
«Hay gente que es muy suseptible, muy sujestionable de lo que sea. Hay una franja poblacional muy grande que se va a creer cualquier cuento y se va cualquier verso.  Por muy ilógico e irracional, tonto que sea se lo van a creer o lo van a tratar de valorar. Y va a haber otro grupo de gente, también muy importante, que van a tratar de minimizarlo de no darle la importancia, de decir «A mi no me pasa, eso pasa a mi vecino, a mi pariente, a mí no». Una negación absoluta», explicó y subrayó que la gente del primer tipo hasta puede empezar a presentar las sintomas de enfermedad que realmente no tiene.
Por esta razón, hizo un llamado a los comunicadores a verificar información y consultar fuentes de información confiables como una forma de evitar episodios de pánico en la ciudadanía. «Los medios de comunicación justamente lo que deben hacer es mantener comunicación con gente muy seria; ahorita de epidemiología, de virología, de medicina interna, gente que tenga la autoridad científica para emitir un juicio razonado», expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *